Deudores de Uvr podrán solicitar cambio para pagar sus deudas en pesos

  • El archivo seleccionado /opt/bitnami/apps/sitios/sututela.com/httpdocs/tmp/fileMVdrLa no se pudo subir, porque el sites/default/files/js/js_33cc8e26d3c8fdbb4db42991929d1178.js al que va destinado, no está correctamente configurado.
  • El archivo seleccionado /opt/bitnami/apps/sitios/sututela.com/httpdocs/tmp/fileaiefkh no se pudo subir, porque el sites/default/files/js/js_100b813da1c5f772685eea0fccb775e8.js al que va destinado, no está correctamente configurado.

Así se lo ordenó la Corte Constitucional al Fondo Nacional de Ahorro al fallar una tutela a favor de tres familias de Bogotá.

Con el argumento de que el Fondo Nacional de Ahorro (FNA) “abusó de su posición dominante" al modificar las condiciones pactadas con deudores hipotecarios y variarles sus sistemas de amortización de pesos a Unidades de Valor Real (Uvr), la Corte Constitucional concedió la acción judicial a tres personas que consideraron vulnerados sus derechos por ese cambio en sus préstamos de vivienda.

Por esa razón, la Corte ordenó al FNA que a esos deudores los devuelva al sistema de amortización en pesos y que solo pueda cambiarlos a Uvr si ellos lo consienten después de haberles entregado toda la información y los elementos de juicio.

La sentencia es de una enorme importancia porque esa fórmula fue aplicada a 50 mil de los 80 mil créditos de vivienda que hasta el momento del cambio de fórmula, había concedido el Fondo.

El caso empezó en el año 2002 cuando los ciudadanos Ligia Hernández, Esperanza Vargas y Carlos Alfonso cancelaban al Fondo del Ahorro sus créditos de vivienda por medio del sistema de amortización en pesos. Sin embargo, dice el texto de la tutela, intempestivamente el Fondo “de forma unilateral y arbitraria" decidió cambiarles el sistema de pago.

En sus escritos advierten que el cambio lesionó sus intereses económicos porque el valor de las cuotas aumentó en forma exagerada, y el crédito que se amortizaba con las cesantías en lugar de disminuir el saldo aumentó.

Por eso estimaron que el FNA violó su derecho al debido proceso al no contar con su consentimiento para efectuar los cambios en el sistema de pago.

De ahí que solicitaron que sus créditos fueran revisados con el objeto de que los pagos efectuados con base en Uvr se convirtieran a pesos colombianos y que se abone ese dinero a la obligación como quedó pactado desde un principio.

Respeto al contrato

Este fallo de la Corte su suma a otros 232 que han concedido no solo ese tribunal sino otros jueces de la República del total de 280 que se han interpuesto.

Virgilio Hernández Castellanos, jefe de la oficina jurídica del FNA asegura que las sentencias han sido acatadas por esa entidad pero considera que el hecho de amortizar esa deuda en pesos no es benéfico para el deudor.

En el caso concreto de los tres tutelantes, la Corte advierte que “en claro abuso de su posición dominante, el Fondo Nacional de Ahorro, amparado en el cumplimiento de la ley y en las instrucciones de la Superintendencia Bancaria modificó las condiciones inicialmente pactadas y no consultó la voluntad de los demandantes vulnerando su derecho al debido proceso".

La ponencia del magistrado Marco Gerardo Monroy ordenó al FNA restablecer los créditos en pesos y adicionalmente establecer si no han caído en la prohibición de capitalización de intereses. De ser así debe informar a los usuarios para ajustar los créditos y continuar su pago en pesos.

Adicionalmente, la sentencia ordena que una vez los créditos estén en pesos se les debe entregar a los usuarios información completa sobre cómo operan los créditos en Uvr, la composición de las cuotas, el comportamiento de la obligación y solo si el usuario lo desea puede optar por ese sistema de amortización. Mientras tanto, se les debe cobrar en pesos.

Por eso ordenó al FNA que en el plazo de cinco días restablezca los créditos a pesos de los deudores y 15 días para verificar si a esos préstamos no se les aplica la prohibición de capitalización de intereses.

La Corte facultó tanto a los deudores como al Fondo a que si no llegan a un acuerdo sobre el sistema de amortización puedan acudir a un juez civil para que dirima el conflicto. Eso sí mientras se emite el fallo la deuda debe cobrarse en pesos.

La posición del Fondo

El Fondo Nacional de Ahorro a través del jefe de la oficina jurídica Virgilio Hernández, señala que el cambio del sistema de amortización de pesos a Uvr no fue arbitrario ni caprichoso sino que obedeció al mandato de una norma y al ánimo de mejorar las condiciones de los créditos de los afiliados al Fondo.

El funcionario llamó la atención a que pese a que muchos deudores han ganado la tutela para pagar en pesos, el Fondo les ha explicado los beneficios de la amortización en Uvr y han decidido quedarse con ese sistema al comprobar que para sus bolsillos es mucho mejor.

Es decir de las 232 tutelas concedidas, 48 deudores se quedaron en Uvr, 27 prefirieron quedarse en pesos y el resto, 157, no se han decidido aún. Si no se deciden, sus créditos quedarán en pesos para cumplir con la sentencia de la Corte.

El funcionario considera que el sistema de amortización en pesos es ilegal porque este tiene capitalización de intereses, prohibido por la ley. La Corte, por su parte, advierte que en el caso en que esto se presente, el Fondo debe adecuar los créditos para evitar la capitalización de intereses “conservando el pacto inicial de pago en pesos".

Hernández asegura que si el sistema en pesos fuera tan favorable como dicen el mismo Fondo habría cambiado a todos sus usuarios al mismo, pero algunos afiliados se han dado cuenta que eso no es así y se quedaron con la Uvr.

“El Fondo lo que busca es que el afiliado esté en condiciones de pagar su crédito", concluyó Hernández.

Buscar Jurisprudencia

Temas de Interés