Sentencia de tutela T1184 de 2004. T-1184-04

Derecho a la vida y la salud de afiliado que padece cancer de pulmon a quien la entidad se niega a suministrarle el tratamiento y los medicamentos requeridos aduciendo no le corresponde. Solicita ser ordene la prestacion de los servicios y el suministro de los medicamentos requeridos para su tratamiento.   accion de repeticion contra fosyga. Concedida

Sentencia T-1184/04

Reiteración de Jurisprudencia

Referencia: expediente T-966965

Acción de tutela instaurada por Delio Quintero Pira contra Saludcoop EPS.

Magistrado Ponente:

Dr. MANUEL JOSÉ CEPEDA ESPINOSA

Sentencia aprobada por la Sala Tercera de Revisión en Bogotá, DC, a los veinticuatro (24) días del mes de noviembre de dos mil cuatro (2004).

1. Delio quintero Pira presentó acción de tutela el 29 de junio de 2004 contra Saludcoop EPS y la Secretaría de Salud de Boyacá, por considerar que se le han desconocido sus derechos fundamentales a la vida y a la salud al negársele el tratamiento que requiere para atender el cáncer de pulmón que padece (quimioterapia y droga), en razón a que él carece de la capacidad económica para seguir costeando la parte del tratamiento que le corresponde, según la regulación vigente. Cada una de las entidades demandadas participó en el proceso e indicó que no ha desconocido los derechos del accionante porque consideran que no es su obligación prestar el tratamiento en cuestión si el accionante no cumple con las cuotas que le corresponden. Sin embargo, ambas entidades consideraron que en tales circunstancias es a la otra entidad, respectivamente, a la que correspondía garantizar que se preste el servicio de salud solicitado.  

2. El 22 de julio de 2004, el Juzgado Segundo Penal del Circuito de Tunja resolvió no tutelar los derechos fundamentales a la vida y a la salud de Delio Quintero Pira. Para la Juez de instancia, según la normatividad vigente, en principio le corresponde “(…) a Saludcoop asumir la totalidad del tratamiento con cargo al reasegurado de alto costo que le ordena la Ley y si considera que no es su obligación, realizar acta de comité técnico de esa institución y recobrarlo al Fosyga.” Sin embargo, consideró que para tener acceso al 100% de cubrimiento en costos de enfermedades consideradas catastróficas, “(…) se requiere que el usuario haya cubierto un mínimo de períodos de cotización y en este caso la EPS Saludcoop no está cancelando la totalidad de esos costos, simplemente porque no se ha cumplido con ese mínimo de cotizaciones (…)”   

3. La Sala Tercera de Revisión de la Corte Constitucional advierte que de acuerdo a la jurisprudencia constitucional no toda razón es válida, constitucionalmente, para que una EPS suspenda el tratamiento que se esté dando a una persona. Concretamente,

“(…) la jurisprudencia ha decidido que una EPS no puede suspender un tratamiento o un medicamento necesario para salvaguardar la vida, la salud y la integridad de un paciente, con base, entre otras, en las siguientes razones:  (i) porque la persona encargada de hacer los aportes dejó de pagarlos;  (ii) porque el paciente ya no esté inscrito en la EPS que venía adelantando el tratamiento, en razón a que fue desvinculado de su lugar de trabajo;  (iii) porque la persona perdió la calidad que lo hacia beneficiario;  (iv) porque la EPS considere que la persona nunca reunió los requisitos para haber sido inscrita, a pesar de ya haberla afiliado;  (v) porque el afiliado se acaba de trasladar de otra EPS y su empleador no ha hecho aún aportes a la nueva entidad; o  (vi) porque se trate de un medicamento que no se había suministrado antes, pero que hace parte de un tratamiento que se está adelantando.” 

Siguiendo esta línea jurisprudencial, en la sentencia T-170 de 2002 se decidió que “con el fin de proteger y garantizar el goce efectivo de los derechos a la vida, a la integridad y a la salud, una persona tiene derecho a que se le siga suministrando un medicamento necesario para continuar con un tratamiento ordenado por el médico competente incluso cuando éste no se encuentra contemplado dentro del Plan Obligatorio de Salud (POS).”  Recientemente, en el mismo sentido, la sentencia T-924 de 2004 (MP Clara Inés Vargas Hernández) reiteró esta línea jurisprudencial y ordenó a una EPS que continuara con los tratamientos y procedimientos que venía dando a un paciente, advirtiendo que debía brindar los medicamentos formulados por sus médicos que fueran necesarios para tratar la grave enfermedad que se le había diagnosticado (en este caso, la paciente tenía un cáncer que había afectado su pulmón izquierdo y su pierna izquierda). En este caso, la Corte no consideró admisibles ninguno de los argumentos en los que la EPS fundó su decisión de negarse a seguir garantizando la prestación del servicio; a saber, que la paciente había cumplido la mayoría de edad y por lo tanto ya no podía seguir siendo ‘beneficiaria del sistema’, y que la accionante no había pagado la cuota prevista en las disposiciones que regulan la materia para poder continuar la atención.

4. De acuerdo con las consideraciones previas, la Sala Tercera de Revisión de la Corte Constitucional concluye que no es admisible, constitucionalmente, que Saludcoop EPS suspenda el tratamiento que una persona necesita para atender una enfermedad catastrófica (cáncer en el pulmón), en razón a que ésta, debido a su precaria situación económica, no ha podido asumir el porcentaje del costo del tratamiento que según las normas reglamentarias le corresponde a título de copago. En consecuencia, se revocará el fallo de instancia y se tutelará los derechos a la vida y a la salud de Delio Quintero Pira desconocidos por Saludcoop EPS, por lo que se ordenará a esta entidad que si aún no lo ha hecho continúe el tratamiento requerido por el accionante para tratar el cáncer de pulmón que le fue diagnosticado.

Como lo ha reiterado la jurisprudencia constitucional, la entidad podrá cobrar al Estado, a través del Fosyga, todos los gastos en los que incurra y que legalmente no le corresponda asumir. El término para el pago no podrá exceder de seis (6) meses una vez presentada la solicitud.

En mérito de lo expuesto, la Sala Tercera de Revisión de la Corte Constitucional, administrando justicia en nombre del pueblo y por mandato de la Constitución,

RESUELVE

Primero.- Revocar el fallo proferido por el Juzgado 2° Penal del Circuito de Tunja en el proceso de la referencia, y en su lugar tutelar los derechos a la vida y a la salud de Delio Quintero Pira.

Segundo.- Ordenar a Saludcoop EPS que en el término de cuarenta y ocho (48) horas, contados a partir de la notificación de esta sentencia, se tomen las medidas necesarias, si no se ha hecho aún, para continuar garantizando la prestación efectiva e integral del tratamiento que requiera Delio Quintero Pira en razón al cáncer de pulmón que le fue diagnosticado. La entidad podrá cobrar al Estado, a través del Fosyga, todos los gastos en los que incurra y que legalmente no le corresponda asumir. El término para el pago no podrá exceder de seis (6) meses una vez presentada la solicitud.

Tercero.- Por Secretaría, librar la comunicación prevista en el artículo 36 del Decreto 2591 de 1991.

Cuarto.- Para garantizar la efectividad de la acción de tutela, el Juzgado 2° Penal del Circuito de Tunja notificará esta sentencia en el término de cinco días, contados a partir del momento en que se haya recibido la comunicación a la que se hace referencia en el numeral anterior. 

Notifíquese, comuníquese, publíquese en la Gaceta de la Corte Constitucional y cúmplase.

MANUEL JOSÉ CEPEDA ESPINOSA

Magistrado

JAIME CÓRDOBA TRIVIÑO

Magistrado

RODRIGO ESCOBAR GIL

Magistrado

MARTHA VICTORIA SACHICA DE MONCALEANO

Secretaria General

(T-1184/2004)

Buscar Jurisprudencia

Hacer Pregunta